20 de octubre de 2015

Renovable en persona: Taxis solares en el Río Calle-Calle de Valdivia

Alex Wopper es el creador de un sistema de transporte fluvial sustentable en Valdivia, que hoy cuenta con tres taxis solares que circulan por el río Calle-Calle y un barrio flotante 100% autosustentable.

awopperAlex Wopper es un empresario alemán radicado hace más de 25 años en Valdivia. Desde entonces, con su astillero Alwoplast se dedica a la fabricación de catamaranes de lujo para el mercado internacional. Siempre tuvo la inquietud de dejar un legado a la ciudad que lo acogió y así surge la idea de instalar en Valdivia un sistema de transporte fluvial sustentable (TFS).

Alex Wopper vio un quiosco flotante con botes para arrendar que funcionaban con placas solares en el extranjero. De inmediato surge la idea de replicar esta tecnología en Chile y en el astillero Alwoplast comienza a trabajar en conjunto con la empresa de ingeniería naval valdiviana NavTec Limitada, en el desarrollo de los prototipos de las naves y la futura estación de embarque, conocida como Barrio Flotante. De la misma forma, se adquieren las licencias de empresas alemanas para  la purificación de aguas y los sistemas de plantas de aguas grises y negras, todos biológicos.

Tras dos años de pruebas, marchas blancas  y sortear diversos obstáculos burocráticos, los taxis solares y el barrio flotante por fin están en el agua y comienzan a consolidarse como una alternativa de transporte público sustentable.

Los taxis solares que circulan por el río Calle-Calle de Valdivia son un servicio de transporte público que este año ganó el Premio Nacional de Innovación Avonni Patagonia 2015, otorgado por la Fundación Foro Innovación, el Ministerio de Economía y la Corporación de Fomento de la Producción (Corfo), para reconocer los proyectos más innovadores de la zona sur de Chile, entre las regiones de la Araucanía y Magallanes.

Taxis solares

Los taxis solares funcionan en un 100 % con energía solar. Hasta el momento la flota de  Transportes TFS suma tres embarcaciones solares llamadas Solar I, Solar II y Solar III. Están fabricadas con materiales compuestos y poseen capacidad para 16 pasajeros cada una. A la vez, están diseñados para  permitir el transporte de sillas de ruedas y bicicletas.  No contaminan, son silenciosos, no provocan olas y funcionan exclusivamente con energía solar.

Estos botes son impulsados con motores eléctricos que se cargan con energía solar obtenida  mediante placas fotovoltaicas instaladas en sus techos.

Poseen además un banco de baterías selladas y de descarga profunda que otorgan una autonomía de navegación de 10 horas.

Barrio flotante sustentable

Dentro del proyecto de Transporte Fluvial Sustentable  surge un nuevo concepto de utilización del río para tener una estación principal para los botes y otras actividades. Así nace el Barrio Flotante que es la estación central, el centro neurálgico del TFS y un desafío urbanístico que pretende devolver la identidad fluvial a Valdivia a través de una construcción sustentable  y respetuosa con el medio ambiente.

El Barrio Flotante del TFS  funciona en un 100 % con energía solar. Está constituido por una serie de módulos o pontones unidos por juntas mecánicas. Esta primera etapa cuenta con cinco pontones con una superficie de 512 metros cuadrados, sobre la cual se desarrollan los diferentes recintos del barrio que incluye plataformas de acceso, oficinas,  una cafetería, terrazas exteriores y servicios higiénicos diseñados con sistemas de tratamiento de aguas residuales mediante bacterias.

La estación flotante cuenta con tecnología de punta en cuanto a la obtención de energía y desecho de residuos. La energía eléctrica se obtiene a través de paneles fotovoltaicos instalados en los techos de cada plataforma y la calefacción se logra gracias a  bombas geotérmicas que extraen calor del río para ser utilizado en los diferentes recintos.

El diseño permite purificar hasta 7 metros cúbicos de aguas residuales negras que son tratadas por medio de un reactor biológico. Las aguas grises se procesan en dos plantas biológicas independientes y todas las aguas purificadas se devuelven al río. El Barrio Flotante no está conectado  a la red de agua potable, ya que al ser un proyecto sustentable se abastece desde el río y cuenta con una planta desalinizadora y esterilizadora que satisface todos sus requerimientos de consumo.

Hoy genera alrededor de 50 kw de los cuales sólo se ocupan 10 kw en todos los procesos. El  excedente se devuelve al sistema mediante una conexión a la red, equivalente al consumo mensual de 4 viviendas promedio.

Sitios relacionados