Mitigación de Cambio Climático

Los Gobiernos de Reino Unido y Alemania seleccionaron el programa chileno del Centro para la Innovación y Fomento de las Energías Sustentables (CIFES) como unos de los 4 proyectos beneficiados con un fondo total de 70 millones de euros (US$ 100 millones) para implementar un plan de reducción de emisiones de gases de efecto invernadero, mediante el desarrollo de proyectos de generación energética en base a energías renovables no convencionales. La NAMA chilena “Self Suply Renewable Energy (SSRE) fue seleccionada de entre 47 postulaciones de todo el mundo y recibirá un financiamiento de 15 millones de euros, unos 20 millones de dólares. Las “acciones nacionales apropiadas de mitigación” (NAMA, por su sigla en inglés, Nationally Appropiated Mitigation Actions) son acciones que desarrolla un país para desplazar emisiones de CO2 en un determinado periodo de tiempo. En el caso de Chile, esta NAMA apunta a –en un plazo de 6 años- fomentar el uso de las energías renovables en las empresas del sector industrial y comercial, en sus procesos productivos, de modo de:

  • Minimizar barreras para desarrollar proyectos de energías renovables en segmento de autoabastecimiento.
  • Apalancar recursos privados para ERNC por 74 millones de euros (US$ 100 millones).
  • Desarrollar aproximadamente 112 proyectos de generación eléctrica (promedio 270 kW).
  • Desarrollar aproximadamente 15 proyectos de generación térmica (promedio de 2,1 MW).
  • Reducción total de 2 millones de toneladas de CO2.
  • 500 personas capacitadas.

Hitos:

  • 2 millones de toneladas desplazadas de CO2= 370 mil automóviles al año
  • NAMA CIFES permitirá ahorro de 800 millones de litros de diesel al año
  • Proyecto generación eléctrica de 270kW= US$ 1 millón en inversiones
  • Proyecto de generación térmica 2 MW= US$ 1 millón en inversiones

¿Por qué Chile propone una NAMA?

Los altos costos de la energía, los efectos de las emisiones de gases de efecto invernadero y la excesiva dependencia de los combustibles fósiles importados, obligan a los países a buscar alternativas más económicas, seguras y limpias. El CIFES propuso una NAMA pionera, basada en el impulso al uso de los recursos naturales renovables del país, contribuyendo así al compromiso nacional de tomar medidas de mitigación apropiadas para lograr una desviación del 20% por debajo de la curva de crecimiento de las emisiones de Gases de Efecto Invernadero al año 2020. Eficiencia energética, energías renovables, correcto uso de la tierra, cambio de uso del suelo y medidas para reforestación, serán las principales herramientas de la NAMA de Chile.

Sitios relacionados