12 de marzo de 2013

Mega Centro de investigación en energía solar comenzó trabajo en la región de Antofagasta

El Desierto de Atacama posee un alto potencial para la producción de electricidad y calor en base a energía solar. Sus niveles excepcionales de radiación y días despejados lo transforman en un laboratorio natural para el estudio, investigación y ensayo de nuevas tecnologías solares.

Para aprovechar esta oportunidad de desarrollo, un grupo de instituciones nacionales crearon el Chilean Solar Energy Research Center (SERC-Chile) conformado por investigadores de las Universidades de Antofagasta, de Tarapacá, Técnica Federico Santa María, Adolfo Ibáñez, de Concepción y de la Universidad de Chile, junto a la Fundación Chile.

La primera jornada de trabajo se realizó en Mejillones este 6 y 7 de marzo y congregó a más de cuarenta investigadores que se reunieron para trazar los ámbitos de acción de este centro, que fue creado con fondos de la Comisión Nacional de Investigación Científica y Tecnológica (Conicyt).

En la ceremonia de cierre de dicha jornada, el rector de la UA Luis Alberto Loyola, explicó los alcances de esta pionera iniciativa conjunta.

“Este desafío que asumimos al adjudicarnos el Fondap, significa que debemos aportar al desarrollo de centros de investigación científica de excelencia y alto impacto para áreas prioritarias como la energía solar. Tenemos la certeza que en un futuro convertiremos a esta región en un nodo científico para la investigación mundial sobre este recurso”, sostuvo.

El doctor Rodrigo Palma, académico y director del Centro de Energía de la Facultad de Ciencias Físicas y Matemáticas de la Universidad de Chile, es también el director de SERC-Chile y destacó la colaboración entre instituciones diversas.

“La colaboración entre las instituciones que participan en esta propuesta, el apoyo de organizaciones públicas y privadas, y la colaboración con centros de investigación líderes mundiales en energía solar, producirá que la contribución científica de SERC-Chile impulse la integración relevante de la energía solar en la matriz energética de Chile”, agregó.

El Centro

SERC-Chile se ha propuesto abordar el estudio multidisciplinario de los factores que hasta ahora han restringido el desarrollo costo-efectivo y sustentable de la energía solar en el Norte Grande.

El trabajo se realizará en seis líneas de investigación asignadas a cada una de las universidades que conforman el centro: energía solar en la industria/minería; sistemas eléctricos de alta potencia con penetración de energía solar; sistemas de coordinación de energía solar para comunidades rurales y urbanas; almacenamiento de energía solar; tratamiento solar de agua; y aspectos económicos, sociales y regulatorios para el desarrollo de la energía solar.

Los resultados que obtengan estos investigadores permitirán crear nuevo conocimiento científico, formar capital humano avanzado en el tema, educar, informar e interactuar con los ciudadanos y los responsables de las políticas públicas sobre su uso y propiciar programas de transferencia tecnológica.

Fuente: Conicyt.

 

 

Sitios relacionados