8 de mayo de 2013

“Energía solar ayudaría a bajar costos en el agro”, explica gestor CER durante taller en Chillán


El uso de energías renovables no convencionales en zonas rurales representa una alternativa competitiva respecto de otras fuentes generadoras de electricidad, como el petróleo, y además, permite lograr ahorros importantes en las actividades agrícolas, como el riego, manifestó Pablo Tello Guerra, gestor de proyectos del Centro de Energías Renovables, del Ministerio de Energía, que realizó el curso “Energía solar fotovoltaica”, en Chillán.
El profesional sostuvo que la penetración de la energía solar fotovoltaica es muy baja en la Región del Bío Bío, a diferencia de lo que ocurre en el norte, debido al prejuicio que existe respecto de la cantidad de radiación, sin embargo, explicó que en Ñuble hay más irradiancia que en Alemania, por un factor de latitud, y no obstante, en dicho país existe un mayor desarrollo de esta tecnología.
Si bien precisó que la radiación en enero es el triple de la que se percibe en junio, en esta zona, los equipos fotovoltaicos permiten trabajar con esos niveles, y dependiendo de la superficie de los paneles solares y de la potencia, se puede cubrir demandas variadas.
El principal obstáculo, sin embargo, para el mayor desarrollo de esta tecnología, es su alto costo, principalmente la inversión inicial, ya que su mantención en muy baja y su vida útil supera los 20 años.
Pero este alto valor, según Tello, es algo relativo, pues en la medida que pasan los años, los precios han ido bajando, y en la medida que hay más actores en el mercado local ofreciendo estos productos, la competencia también fuerza a la baja los precios.
Es relativo, también, dependiendo del uso que se le quiera dar, y dónde se instalará. “En términos comparativos, si se quiere utilizar en zonas aisladas, esta energía resulta mucho más conveniente que utilizar generadores a diésel, y la inversión se recupera en 6 años; ahora, si se quiere usar en una casa con conexión a la red eléctrica, es una inversión a largo plazo, porque se recupera en 15 a 20 años”.
En ese sentido, planteó que es una alternativa competitiva para el bombeo de agua, en predios agrícolas, donde una de las preocupaciones de los agricultores es el alto costo de la energía.
“Creemos que aún existe poca información respecto de los beneficios de esta tecnología, lo que también es un obstáculo importante para el mayor desarrollo de estos sistemas en Chile”.
Y es precisamente por ello que se realiza este taller en Chillán, que ayer contó con la participación del seremi de Energía, Rodrigo Torres; y el experto alemán, Reinhold Schmidt.

Acceso a subsidios
Tello agregó que existen instrumentos de fomento del Estado que permiten acceder a este tipo de tecnologías. En el caso de los pequeños agricultores, por ejemplo, informó que el Indap tiene programa de apoyo que financian entre un 80 y 90% de la inversión y recordó que el año pasado se entregaron más de 370 subsidios para proyectos fotovoltaicos en el país.
Además, dijo que la Comisión Nacional de Riego tiene dos concursos de proyectos de energías renovables no convencionales (ERNC) orientadas al uso eficiente del recurso hídrico.

Fondo concursable en Bío Bío
Por otra parte, el Centro de Energías Renovables (CER) tiene un concurso de cofinanciamiento para estudios de preinversión de proyectos de generación eléctrica a partir de ERNC, cuya envergadura permita aportar energía a la red nacional (SIC o SING).
“Aquí ya no se trata de unos paneles para un predio en particular, sino que de iniciativas de generación desarrolladas por empresas, que bien puede ser energía solar, eólica o minicentrales hídricas, entre otras”, indicó Tello, quien precisó que este subsidio no cubre la inversión en capital fijo, sino que sólo los estudios.
Debido a lo anterior es que el CER pretende crear este año un fondo concursable para cofinanciar hasta el 80% de la inversión en proyectos de ERNC en las Pymes. Para ello, se quiere comenzar con una primera versión piloto en la Región del Bío Bío.
“Esto permitiría, por ejemplo, que una panadería pueda contar con paneles solares para generar ahorro energético, o un hostal de diez habitaciones pueda calefaccionar el agua o contar con electricidad a partir de la enegía solar”, planteó el profesional, quien adelantó que el tema debe ser ratificado por el Gobierno Regional, que aportará financiamiento.

Fuente: Diario la Discusión de Chillán.

http://bit.ly/11TpvSM

 

Sitios relacionados