21 de enero de 2016

Emprendedores innovan con energías sustentables

La falta o suministro deficiente de energía, priva a los micros y pequeños empresarios de un elemento básico para el adecuado funcionamiento de sus unidades productivas, limitando su desarrollo y competitividad. Ante este escenario, es que el Ministerio de Energía y el Servicio de Cooperación Técnica (SERCOTEC), beneficiaron a 17 emprendedores del rubro de la agricultura, ganadería, turismo, industrial y forestal, de la región de Los Ríos; con un Programa Piloto de Soluciones con Energías Renovables No Convencionales (ERNC).

El innovador programa, el que se espera pueda ser replicado en otras regiones del país, tuvo una inversión de más de 150 millones de pesos; y entre sus principales propósitos destaca, contribuir al autoabastecimiento energético y así mejorar la gestión y competitividad de las empresas, aportando al desarrollo económico y a la sustentabilidad de los emprendimientos. Adicionalmente, cada beneficiario recibió una asesoría técnica, que buscaba asegurar la correcta implementación del proyecto y de los recursos asignados.

En ese contexto, el seremi de Energía Pablo Díaz sostuvo que “en zonas rurales aisladas, muchas veces estos elementos de desarrollo están ausentes de manera constante, ya sea por la carencia de suministro energético; falta de tecnología necesaria para hacer uso de la energía; entre otras cosas. Por ello, como Gobierno a través del Ministerio de Energía nos propusimos apoyar y entregar las herramientas necesarias para que nuestros emprendedores encuentren en las ERNC, una alternativa para mejorar la calidad del servicio, aportar a su economía local y al cuidado del medio ambiente”.

agricultor_1

IDEAS INNOVADORAS

El concurso de ERNC involucró la postulación de 90 micro y pequeños empresarios, de los cuales 17 resultaron ganadores del beneficio. El valor total del subsidio aportado para los seleccionados fue de 151 millones 955 mil pesos; con valores promedio por beneficiario de cerca de 8 millones de pesos. Con respecto a las comunas donde se desarrollaron los proyectos, estas fueron Valdivia, Los Lagos, Panguipulli, Paillaco, Río Bueno, La Unión, Futrono y Lago Ranco. Cabe señalar que el 70,59% (12 iniciativas) se encuentran en sectores rurales, mientras que el 29,41% (5 proyectos) se ubican en el radio urbano.

Los proyectos financiados buscan resolver las necesidades energéticas, mejorando o reemplazando las fuentes de energía que se utilizan habitualmente; específicamente la red eléctrica tradicional, seguida de Agua Caliente Sanitaria (ACS) producida por gas licuado y en tercer lugar la calefacción por leña.

Según un estudio realizado posterior a la implementación de los proyectos, 11 emprendedores sostuvieron que su principal motivación para presentarse al concurso fue la de mejorar el suministro energético que poseían, mientras que 6 beneficiarios indicaron que su principal necesidad fue la de poder acceder a energía.

Entre las principales soluciones energéticas implementadas, 8 proyectos corresponden a soluciones de paneles fotovoltaicos (on grid / off grid) para la generación de energía eléctrica, 2 iniciativas de paneles solares térmicos para la producción de ACS, 2 proyectos de instalación de calderas para calefacción y producción de agua caliente (sanitaria y de procesos), 2 propuestas mixtas de implementación de caldera y paneles solares térmicos para generar ACS y calefacción, y 3 proyectos de secadores solares y combinación de otras fuentes ERNC (frutas, madera y leña).

Ante ello, el seremi Díaz afirmó que “en su mayoría se instalaron soluciones combinadas de calderas de biomasa y paneles solares térmicos, para satisfacer demandas de calefacción y ACS. Las instalaciones asociadas a entregar valor agregado, como los secadores de leña y madera, utilizaron varias tecnologías, tales como paneles fotovoltaicos, extractores eólicos e infraestructura con paredes y techos colectores para la producción de aire caliente. Por lo tanto, estamos muy satisfechos con la innovación ejecutada en cada solución energética”.

Por su parte, la directora regional de Sercotec, Marina Riquelme indicó que  “lo que nosotros como servicio buscamos es que con este tipo de programas, las empresas de menor tamaño puedan reducir los costos en energía tras la implementación del proyecto de ERNC; y que, además, sean capaces de producir nuevos productos o servicios, adquiriendo distintos activos tecnológicos e implementando nuevos procesos productivos, aumentando la productividad y/o competitividad; y accediendo a nuevos mercados”.

EMPRENDEDORES SUSTENTABLES

Las principales necesidades energéticas que buscaban resolver los beneficiarios eran el suministro de energía eléctrica, otorgar valor agregado a sus productos o servicios y resolver el problema del agua caliente sanitaria y calefacción. Por ello, y según cuentan los micro y pequeños empresarios, no dudaron en postular al programa y llevar a cabo estas iniciativas, que agregan, los convertirían en emprendedores sustentables.

Tal es el caso de Rodolfo Klaassen, propietario de la Sociedad Agrícola Las Tiacas, empresa del rubro de frutos menores ubicada en el sector Choroico de La Unión. El empresario, quien se adjudicó 7 millones 760 mil pesos, instaló un sistema de secado solar para arándanos, el cual se utiliza para deshidratar la fruta fresca con porcentajes de humedad entre un 80% y 85%.

Klaassen destaca que “gracias a este proyecto, hemos logrado desarrollar un producto que no sigue los canales tradicionales de comercialización por temporada y que permite ofrecer fruta deshidratada durante todo el año. En cuanto al ahorro de energía gracias al sistema solar implementado, este alcanza los 450 mil pesos aproximadamente por temporada de secado”.

En tanto, Viella Shipley, encargada de Airesbuenos Hostal y Permacultura en Valdivia, instaló un sistema integral de caldera a biomasa (leña seca) con 5 colectores solares y un estanque de acumulación de mil litros con intercambiadores de calor en su interior, con la finalidad de otorgar calefacción central de 300 m2 de superficie y la producción de ACS para un máximo de 30 pasajeros. La iniciativa tuvo una inversión total de 6 millones 420 mil pesos, y permitió disminuir notablemente sus gastos en el consumo de gas y leña, y aumentar la cantidad de visitantes que prefieren el turismo sustentable.

agricultor_2

La beneficiaria explicó que “antes de instalar el sistema gastábamos aproximadamente 1.305 litros de gas al año con un costo de un millón 740 mil pesos. Ahora, con el sistema de ERNC instalado se consumen 180 litros al año, lo que suma cerca de 240 mil pesos. O sea,  ahorramos  un millón y medio de pesos.  Con relación a la leña, también ha mejorado bastante, antes el lugar estaba frio y no teníamos agua muy caliente, ahora tenemos la caldera encendida todo el día, otorgando  un plus al servicio que ofrecemos, ha aumentado nuestro número de clientes, ya que ahora somos un hostel sustentable”.

Shipley manifestó que “nuestra misión es reducir la huella de carbono del hostel y sus huéspedes. Asimismo, la energía que producimos ahora es mucho más eficiente, lo que significa un gran ahorro y cuidado al medio ambiente. Era imprescindible mejorar la calidad del servicio que ofrecemos, y con esto hemos mejorado bastante”.

Por otra parte, Claudio Arriagada, ingeniero agrónomo y agricultor del predio Los Cortes, en el sector Pichiquema en Paillaco; recibió recursos para implementar la iniciativa “Paneles Fotovoltaicos para Huerto de Frambuesas”. El proyecto, permitió instalar un sistema fotovoltaico off grid de 3,4 kWp, integrado por 14 paneles fotovoltaicos de 245 W cada uno. La solución de ERNC es utilizada para la generación de energía eléctrica destinada al funcionamiento de una bomba de riego, con la cual se riegan aproximadamente 6 hectáreas de huertos de frambuesas.

El agricultor apunta que el proyecto “ha sido fantástico en cuanto al funcionamiento y al ahorro. Algunas veces, la única forma de regar era a través de motobombas que me gastaban 15 mil pesos cada dos días. Entonces, por temporada que son más o menos 52 días, gastaba cerca de 750 mil pesos. Ahora, el gasto es cero”.

agricultor_3

Quien también destaca el programa de ERNC y los beneficios que este ha traído para su negocio, es Álvaro Contreras, propietario de la empresa maderera DEOREGON, ubicada en el sector Linguento de Mariquina. El empresario recibió cerca de 10 millones de pesos, con los que instaló un centro de secado de madera y leña con autonomía energética.

Según cuenta el empresario, la solución permitió construir y habilitar un centro de secado de madera y leña, provisto de energías renovables para su funcionamiento. El proyecto integra la contribución solar para calentar el aire que ingresa al secador, mediante un sistema de inducción y pared colectora de policarbonato, paneles fotovoltaicos para generar electricidad que alimenta ventiladores y extractores de aire. Además, todo este sistema es apoyado por extractores eólicos en el techo de la infraestructura; y una caldera que funciona con desechos de biomasa producidos por el mismo aserradero, con la cual se eleva la temperatura de la cámara por medio de la circulación de agua caliente a través de una serie de radiadores distribuidos en el secador.

Con relación a los beneficios, Contreras señala que “con este proyecto hemos solucionado muchos problemas de secado de la madera, antes hacíamos 5 ciclos más que el actual para el secado y ahora puedo vender leña con menos del 20% de humedad, mejorando notablemente la producción. Además, pude ampliar mi mano de obra a 12 personas trabajando establemente, y disminuir mis gastos de energía eléctrica bimensual para los ventiladores, que antes era cercano a  los  80 mil pesos produciendo 4 mil piezas de manera al mes. Actualmente, el gasto aproximado es de 130 mil, pero con una producción mensual de 20 mil piezas de madera de mejor calidad”.

Finalmente, el agrónomo y dueño del vivero La Huella en Valdivia, Gonzalo Awad, se adjudicó 10 millones de pesos con los que instaló un sistema fotovoltaico on grid compuesto por 17 paneles solares. La iniciativa otorga energía eléctrica, la cual abastece al vivero, siendo utilizada principalmente para energizar el sistema de camas calientes diseñado por Awad. Aquí, el calor generado permite el enraizamiento de las especies más difíciles y acelera el proceso en las tradicionales.

El agrónomo afirma que “la energía que producimos también cubre los requerimientos energéticos del sistema de riego del vivero, lo que sin duda contribuye al ahorro monetario y también agiliza los tiempos de producción y mantenimiento de las plantas nativas y exóticas que tenemos”.

Fuente: Ministerio de Energía

 

Sitios relacionados