5 de diciembre de 2015

Tecnologías Off Shore

Son aquellas que están ubicadas mar adentro, ancladas al fondo marino. Son capaces de producir un 50% más de energía que las centrales emplazadas en tierra, pudiendo obtener hasta un 10 MegaWatts por generador, aumentando su eficacia respecto a sus pares en un 30%.

Sus costos de inversión son mayores que las centrales on-shore, alcanzando una oscilación de 1.548 a 3.746 dólares por KiloWatt-hora, debido al costo de la construcción de las torres ancladas al mar. Otras barreras para la instalación de sistemas off-short están asociados a sus costos de mantenimiento y a la necesidad de construir una red submarina para transmitir energía a la red de distribución eléctrica.

Actualmente, el desarrollo de esta tecnología va hacia la colocación de generadores en aguas más profundas, lo que también aumenta el tamaño de los dispositivos y turbinas. Sus principales ventajas están en su mayor capacidad de producción por los elevados vientos que pueden captar.

Países que han incursionado en las instalaciones eolicas off-shore son Reino Unido, Dinamarca, Holanda y Suecia. En Chile, en tanto, no se cuenta aún con este tipo de proyectos a pesar de su gran extensión de costa, lo cual ocurre por la gran profundidad del lecho submarino que hace muy cara la construcción de los anclajes al fondo del mar.

Sitios relacionados