5 de diciembre de 2015

Fermentación Alcohólica

La fermentación alcohólica, proceso usado para la producción de licores, también es usada para la creación de sustitutos de combustibles fósiles. Estos se utilizan en el transporte, particularmente en Brasil, donde son generados a partir del alcohol derivado de la fermentación de la caña de azúcar.

En el proceso se obtienen combustibles líquidos a partir de la biomasa, como el etanol. Este compuesto se obtiene a partir de la fermentación de azúcares con levaduras, utilizando vegetales transformables como la caña de azúcar, la remolacha, el trigo, la papa y el maíz.

Los costos de inversión que involucra esta tecnología en Chile alcanzan los 670 dólares por metro cúbico de combustible producido anualmente. El costo de mantenimiento, en tanto, depende del vegetal que se use para extraer el combustible.

Sitios relacionados