5 de diciembre de 2015

Concentración Solar de Potencia

Las centrales solares termoeléctricas generan energía mediante el uso de espejos, que al calentar un fluido generan vapor, el que hace funcionar una turbina.

Para obtener mayor energía, estas tecnologías se combinan con sistemas de almacenamiento de energía térmica u otros sistemas de respaldo basados en combustibles, viento, biomasa, etc.

Las centrales solares termoeléctricas requieren, además de la radiación solar, disponibilidad de agua tanto para enfriar como para limpiar los espejos. Para aumentar la eficiencia en algunos sitios se utiliza aire para el proceso de enfriamiento.

En temas de potencia estos sistemas pueden generar desde 10 KiloWatts hasta sobre 200 MegaWatts, abasteciendo una diversa variedad de demandas.

El principal punto negativo guarda relación con el menor costo de los combustibles fósiles, la escasez de agua y la dificultad para acceder a la red eléctrica.

En el norte de Chile, se presentan condiciones favorables para utilizar estas tecnologías:

Cielos despejados la mayoría del año, con gran intensidad de irradiación solar.
Los puntos de consumo, dada la actividad económica del sector, se encuentran cercanos, lo que evita pérdidas por transmisión de la energía a través de larga distancia.
– Al existir actividad industrial, se hace más fácil la instalación de proyectos solares.
– Chile es el principal exportador de sales para almacenamiento técnico, por lo que aumentan los servicios auxiliares que se requieren, generando un impacto positivo en el ámbito económico y social.

España y Estados Unidos son los países líderes en esta tecnología pues, a partir de 2006, implementaron proyectos de gran escala. En Chile, en cambio, no existen aplicaciones de este tipo, sin embargo, existe un gran potencial para maximizar la eficiencia de estos sistemas.

Sitios relacionados