12 de marzo de 2013

Científicos chilenos y extranjeros analizan la importancia de la Biomasa en la estrategia nacional de energía

Desde el 12 al 14 de marzo el Centro de Energías Renovables (CER), el Centro Común de Investigación de la Comisión Europea y la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) estarán realizando el Seminario International cooperation in the field of bioenergy technology”, en el marco del proyecto EUROCLIMA.

Esta instancia, que reúne a una treintena de expertos nacionales  y extranjeros, busca intercambiar experiencias, conocimiento y casos prácticos para fortalecer el desarrollo de la industria de la bioenergía y las ERNC en general.

María Paz de la Cruz, Directora del Centro de Energías Renovables (CER), destacó que “la biomasa/biogás es una fuente que posee una participación relevante en nuestra matriz energética que equivale el 44% de los 896 MW de ERNC instalados en Chile, de los cuales 394 MW corresponden a proyectos de biomasa forestal y 11,3 MW a proyectos de biogás”.

La biomasa que representa actualmente el 50% del total de las inyecciones de ERNC a los sistemas eléctricos del país y es además una de las áreas en las que existe mayor número de proyectos de investigación a nivel nacional, liderados por Universidades y Centros Tecnológicos. Los biocombustibles líquidos representan casi el 50% de los 165 proyectos identificados en esta área.

La directora del CER enfatizó que los datos mencionados van a aumentar significativamente por el fuerte impulso que a nivel gobierno se ha dado a esta fuente energética. “Desde esta perspectiva destaca las acciones que ha desplegado el CER a través del CONCURSO PARA ESTUDIOS DE PREINVERSIÓN DE PROYECTOS ERNC, el que nos llena de orgullo ya que en nuestra última convocatoria se adjudicaron 31 proyectos, de los cuales 6 correspondieron a biomasa”.

María Paz de la Cruz agregó que utilizar biomasa en reemplazo de combustibles fósiles para la generación de energía tiene numerosos beneficios, como “la reducción a la emisión de gases efecto invernadero; una mayor seguridad de suministro energético con ahorros en los costos de energía, más desarrollo económico local y oportunidades en el manejo/reducción de residuos. Estos beneficios dependen del tipo y naturaleza de biomasa que se utilice como materia prima”.

Sitios relacionados