26 de agosto de 2014

Chile postula a fondo internacional para programa de mitigación de emisiones

DOCU_GRUPO Smoke billows from a cement plant on the outskirts of Baokang

Un programa de Acciones Nacionales Apropiadas de Mitigación (NAMA) fue presentado por el Centro de Energías Renovables, para promover la Eficiencia Energética aplicada a calderas industriales, institucionales y comerciales. De esta forma, el programa que será presentado al NAMA Facility, buscará mejorar el rendimiento energético de las calderas mediante el recambio de quemadores, la recuperación de calor, el aislamiento de la caldera o el reemplazo temprano.

En agosto de 2010, Chile declaró a las Naciones Unidas su compromiso voluntario de realizar “acciones nacionalmente apropiadas de mitigación” (NAMA) de modo de lograr una desviación de 20% por debajo de su trayectoria creciente de emisiones business-as-usual en el 2020, proyectadas desde el año 2007. En 2013, un fondo británico y alemán adjudicó 15 millones de euros a una NAMA del CER para promover el autoabastecimiento energético en el sector industrial y comercial. Este año, el CER presentó esta nueva NAMA, liderada por el Ministerio de Energía con el apoyo de CORFO y Carbon Trust de Reino Unido, para mejorar la eficiencia de las calderas, reducir el consumo de energía y a la vez, las emisiones de CO2.

“En nuestro país, las calderas industriales y comerciales consumen aproximadamente 780 mil toneladas de diesel por año y si logramos reducir el consumo de este combustible en un 10%, podríamos evitar la emisión anual de 250 mil toneladas de CO2”, explica Christian Malebrán, especialista del CER a cargo del proyecto.

La NAMA deberá crear un programa de entrenamiento y certificación para operadores e instaladores de tecnologías de combustión; una plataforma Medición Reporte y Verificación para medir la reducción de emisiones del programa; un catastro actualizado y caracterizado de las calderas en operación, junto al diseño de un modelo de seguimiento; propuestas para robustecer el marco regulatorio existente y las instituciones para promover y controlar calderas eficientes. Además, se establecerán estándares de eficiencia para calderas, como los establecidos bajo el esquema de “Minimum Energy Performance Standard” (MEPS); y propuestas para incentivar la adopción temprana de medidas de eficiencia energética en los sectores objetivos, para lo cual se espera contar con instrumentos de financiamiento.

La NAMA a su vez generará importantes co-beneficios, como la disminución de costos, la mejora del desempeño ambiental de los consumidores de energía, generación de empleos, transferencia tecnológica, innovación y mejoramiento de las capacidades locales. La NAMA chilena de recambio de calderas, postuló al fondo NAMA Facility constituido por los gobiernos de Reino Unido y Alemania, y deberá esperar a fin de año el resultado de la postulación.

Sitios relacionados