24 de junio de 2013

CER ya suma más de 300 capacitados en herramientas para dimensionar proyectos ERNC

Este 25 y 26 de junio se realizó un nuevo taller de capacitación orientado a organismos públicos y potenciales desarrolladores de proyectos energéticos renovables, con lo que ya se habrá entregado este tipo de herramientas a 330 personas a lo largo de todo el país. Se espera que al finalizar 2013, se haya capacitado a un total de 500 agentes locales para el dimensionamiento y desarrollo de alternativas energéticas renovables.

En Valdivia se dictó el curso “Energía Microhidro: Conceptos Generales y Evaluación Técnico -Económica de Proyectos” junto a la Unidad de Desarrollo Tecnológico (UDT) de la Universidad de Concepción. El taller versó sobre herramientas de gestión a consultores, organismos públicos, empresas privadas y particulares para conocer cómo implementar esta tecnología,  aprovechando mejor los cauces y caídas de agua para conseguir abastecimiento energético.

Según explicó Daniel Almarza, Analista de la Gerencia Técnica del Centro de Energías Renovables (CER), “si bien la ley en Chile considera cualquier planta menor a 20 MW como Minihidro, claramente existe gran diferencia en las escalas de proyectos”. Al respecto Almarza comentó que la “international Energy Agency presenta como definición de microhidro aquellos proyectos menores a 300 KW, sin embargo más allá de eso no existe un consenso mundial relativo a ello”.

El analista destacó que por las condiciones geográficas de la Región de Valdivia,  el recurso hídrico  puede tener un rol importante en el mix energético  ya que  existe un gran potencial aún no explotado en la zona, sobre todo para localidades aisladas “que no cuentan con acceso a red eléctrica en donde esta tecnología presenta una solución sumamente efectiva, básicamente porque si el recurso se encuentra cerca del lugar de consumo, no es necesario llevar diesel para alimentar el generador de la comunidad aislada”.

Almarza agregó que la idea de estos talleres es que los agentes locales, empresarios u organismos públicos que manejen recursos regionales, sean capaces de utilizar los softwares disponibles para evaluar técnica y económicamente las posibilidades de un proyecto microhidro y dar soluciones concretas a las comunidades, sin esperar que las soluciones lleguen desde la zona central.

 

Sitios relacionados