30 de enero de 2014

Bioenergía: la “estrella” de la generación ERNC en Chile.

columnaeneroAl término de 2013, las plantas de generación eléctrica en base biogás llegaron a contabilizar 39,7 MW instalados, de los cuales 25 MW entraron en operación durante el año pasado. Junto con eso, la bioenergía, entendida como la energía obtenida de la conversión de la biomasa, representó el 52% de la generación ERNC durante 2013, cifras que muestran que esta fuente es una componente fuerte de la matriz renovable chilena y como el biogás ha irrumpido como actor relevante en el mercado.
Las plantas de Trebal Mapocho, Ancalí, TAMM, Santa Marta, Las Pampas y Santa Irene comenzaron, durante el 2013, a inyectar al Sistema Interconectado Central, lo que en sí es una importante novedad respecto de la configuración de la matriz ERNC y el potencial que se abre para esta fuente. De hecho, en 2010 existían 591 MW renovables en operación cuya tecnología predominante era la mini-hidráulica y, al cabo de 3 años, la bioenergía es la que tiene ese protagonismo con iniciativas de distinta envergadura.

Estimaciones realizadas por el Ministerio de Energía indican que el potencial teórico de biomasa no lignificada, susceptible a ser utilizada en plantas de biogás, podría llegar a los 9.750 GWh si consideramos distintos sustratos, como residuos urbanos, purines, residuos agrícolas o sustratos de plantas de tratamiento..Por otra parte, el potencial teórico de biomasa lignificada, cuyo aprovechamiento energético ocurre a través de procesos termoquímicos, alcanza los 100.000 GWh.

A pesar de este interesante potencial y la implementación de proyectos en los últimos años, todavía persisten diversas barreras que no han permitido un desarrollo aún más destacado. Las principales se encuentran asociadas al acceso a la materia prima, la logística de abastecimiento a plantas de generación y su bajo poder calorífico comparado con combustibles convencionales. Sin embargo, la bioenergía goza de considerables ventajas respecto a otras fuentes ERNC, como lo son la diversidad de usos energéticos finales (eléctrico, térmico y/o mecánico), su alto factor de planta, la variedad de recursos naturales que se encuentran disponible en la zona centro sur del país y la posibilidad de utilizarlos en diversas escalas de proyectos (desde decenas de kW hasta plantas sobre los 100 MW).

Como CER nos interesa destacar que la bioenergía es una fuente con amplias opciones de utilización y que con una tecnología apropiada y un modelo de negocio adecuado puede satisfacer múltiples necesidades de empresas y servicios. No sólo permite la inyección eléctrica a la red, sino que también ofrece autoabastecimiento energético de calor y electricidad confiable a empresas y además es una alternativa muy atractiva para gestionar y valorizar residuos.

Desde el CER se ha trabajado para apoyar el desarrollo de proyectos de bioenergía en todas sus etapas de desarrollo. Se han realizado actividades de formación de capacidades para los distintos actores de la industria, existe financiamiento para estudios de preinversión, se han apoyado proyectos de autoconsumo en etapa de inversión y se está trabajando en un instrumento específico para proyectos de biogás en lecherías, apoyado por el Global Environmental Fund. Esperamos que todas estas acciones se traduzcan en un aumento de la participación de la bioenergía en la matriz del país, al igual que las otras fuentes ERNC, siempre velando por el uso sustentable de los recursos naturales del país.

Sitios relacionados